El cepillo dental también necesita sus cuidados

Como ya hemos dicho en numerosas ocasiones, la higiene bucodental es de vital importancia para mantener los dientes sanos y fuertes y evitar en la medida de lo posible la posibilidad de contraer alguna afección que pueda complicarse en el futuro. Para conseguir una buena higiene dental diaria es imprescindible mantener el cepillo de dientes en perfecto estado y libre de posibles infecciones.

Para desinfectar el cepillo podemos utilizar vinagre y bicarbonato. Si mezclamos dos cucharadas de ambos y sumergimos al cepillo durante varios minutos conseguiremos un cepillo libre de bacterias y listo para ser usado. Otra alternativa para mantener el cepillo perfecto es enjuagarlo en una mezcla de dos cucharadas de alcohol y una de bicarbonato de sodio. Dejamos el cepillo durante treinta minutos en esta solución y después lo enjuagamos bien antes de usarlo. El cepillo quedará libre de infecciones y listo para cualquier tipo de tratamiento dental.

Si no disponemos de este tipo de productos, un remedio casero para conseguir una buena desinfección es sumergir el cepillo en agua hirviendo. Una solución barata pero muy eficaz. Después de mantenerlo unos minutos en el agua caliente lo pasamos por agua fría para que las cerdas recuperen su estado más óptimo y ya lo tenemos listo para usar.

Desinfectando nuestro cepillo de dientes

Otro elemento que podemos usar también para limpiar nuestro cepillo es colocarlo en un recipiente con enjuague bucal, un elemento muy relacionado con la higiene por su acción desinfectante. Por lo menos dos horas debemos dejar allí el cepillo para evitar la acumulación de residuos y demás suciedad que se adquiere por el uso continuado de la herramienta. Pasadas las dos horas comprobaremos que el cepillo está completamente limpio. Este procedimiento podemos repetirlo todas las semanas para evitar que nuestro cepillo atraiga las bacterias que luego pueden terminar en nuestra boca. 

Otro consejo que quizá mucha gente no sabe es que, salvo que salgamos de viaje o que le tengamos que llevar a algún sitio, es mucho mejor mantener el cepillo liberado, sin ponerle ninguna tapa para que las cerdas respiren y no queden aprisionadas. La visita a su clínica dental de confianza es un factor que puede ayudar a la tarea de mantener los dientes limpios y también las herramientas que usamos para conseguirlo.

Estas son solo algunas recomendaciones para mantener nuestro cepillo de dientes en un estado óptimo. Por supuesto también es conveniente cambiarlo cada pocos meses porque las cerdas terminan deteriorándose y no son capaces de arrastrar la suciedad de la manera adecuada. Desde nuestra clínica dental de Nuevos Ministerios estamos a su disposición para cualquier duda que pueda surgirle sobre su cepillo dental y la higiene diaria. Las instalaciones de la clínica dental son inmejorables y recuerde que su salud bucodental es lo primero y queremos ayudarle a mantener su dentadura fuerte y sana.