Hay que desconfiar de algunos centros de blanqueamiento

En los últimos años han proliferado algunos centros que ofertan tratamientos de blanqueamiento dental exprés. Muchos de estos centros ni siquiera son clínicas odontológicas, por lo que no cuentan con profesionales cualificados para llevar a cabo estos procesos que consideran meramente estéticos, sin ningún estudio previo bucodental.

Además de su excesiva rapidez y los reducidos precios de estos tratamientos, los requisitos que piden para los pacientes se reducen a excluir a las embarazadas, menores de edad y a las personas que tengan algún tipo de tratamiento con tetraciclina. Normalmente, estos blanqueamientos exprés se llevan a cabo en tres pasos. Primero el paciente elige el tono de blanco que desea entre un amplio abanico de posibilidades, después el dentista realiza una limpieza dental rápida y emplea un gel blanqueador que debe ser expuesto a luz LED.

Una vez conseguido el nuevo tono dental, el paciente se marcha sin ser consciente de las posibles consecuencias y problemas secundarios que pueden tener después de someterse a este tipo de procedimientos. Hay que decir que no se requiere ningún tipo de formación profesional para llevar a cabo estos tratamientos por lo que el paciente nunca sabe en manos de quién está poniendo su salud.

La opinión de los profesionales de la odontología

Muchos odontólogos consideran que este tipo de centros están banalizando el proceso de blanqueamiento dental, ya que disponer de dientes blancos no significa tener una buena salud bucodental. De ahí que consideren fundamental acudir a las clínicas dentales para los tratamientos necesarios de prevención de este problema. Como hemos dicho, hay personas que no pueden recibir el blanqueamiento exprés, pero el tipo de “profesionales” que lo imparten no tienen los conocimientos necesarios para contraindicar.

Otra preocupación de los profesionales de la odontología es el tipo de gel que se usa en estos centros de blanqueamiento. Desde 2011 una directiva europea estipula que los geles que cuentan con un 0,1% de peróxido de hidrógeno pueden venderse libremente, pero los que contienen hasta un 6% de esta sustancia, solo pueden dispensarse después de un examen clínico y la primera aplicación debe aplicarse por parte de un odontólogo o cirujano especializado.

Por tanto, entendemos que es importante disponer de toda la información sobre este tipo de centros de blanqueamientos dentales, ya que el paciente no tiene la seguridad que en las clínicas dentales habituales. Por nuestra parte, estamos a su entera disposición en nuestra clínica dental de Chamberí para ofrecerle toda la información que necesite y resolver las dudas que tenga sobre blanqueamiento dental o cualquier otra afección bucodental. Como siempre, nuestra clínica dental de Nuevos Ministerios queremos que sea su clínica de confianza. Le esperamos.