La cirugía guiada es una de las técnicas más innovadoras

La implantología es una de las disciplinas de la odontología que más se ha desarrollado en los últimos años, no solo por el aumento de la demanda de este tipo de tratamientos sino también por el desarrollo tecnológico que se ha llevado a cabo en este campo. Los implantes sustituyen de manera artificial la raíz de los dientes naturales y se colocan en el interior del hueso. Una vez colocado el implante, que normalmente es de titanio, un material altamente biocompatible, se fija un nuevo diente que tiene la misma funcionalidad que el original. De esta forma, el paciente podrá comer, hablar o sonreír con total normalidad y la nueva pieza dental pasará totalmente desapercibida.

Normalmente, en la mayoría de los casos, se utiliza el ordenador como herramienta de apoyo no solo para planificar el tratamiento sino también para llevar a cabo la cirugía, consiguiendo un 97% de éxito en las intervenciones. La aplicación informática permite realizar un estudio radiográfico en 3D del maxilar y podemos ver la reconstrucción de la boca y la evolución hasta el final. De esta forma, la persona puede comprobar cómo quedarán sus implantes después de la cirugía.

El escáner oral también es un elemento tecnológico muy importante para reproducir con total exactitud la posición donde irán enclavados los implantes que antes hemos visto simulados en el software informático. De esta forma, los implantes se hacen a medida de cada paciente para minimizar al máximo el margen de error. La cirugía guiada por ordenador indica al profesional dónde debe perforar la encía sin tener que abrirla y efectuar los orificios mínimos y en la situación y profundidad exacta para que la intervención sea mínimamente invasiva y el postoperatorio sea lo más llevadero posible para el paciente.

Características de la cirugía guiada por ordenador

Gracias a la planificación previa que nos permite el ordenador y a la exactitud de la cirugía se evitan estructuras que podrían dar problemas como el seno maxilar o el nervio dentario inferior, por lo que se reduce al máximo la posibilidad de dañarlos. También se puede optimizar el hueso disponible sin recurrir a injertos o a técnicas más complicadas.

Por tanto, se ha dado un salto cualitativo en la ejecución de la técnica de implantes dentales, ya que antiguamente se hacía de forma artesanal, un poco por intuición del profesional, y ahora se hace con una exactitud milimétrica para evitar cualquier daño al paciente y para mejorar el trabajo del especialista. Se reduce notablemente el tiempo de intervención. Antes para colocar seis implantes podían transcurrir dos o tres horas y con las nuevas técnicas en media hora estaría acabado. Algo muy importante para el paciente y el implantólogo.

En nuestra clínica dental de Nuevos Ministerios disponemos de los últimos avances tecnológicos para llevar a cabo los implantes dentales con las máximas garantías y los mejores resultados. Estamos a su entera disposición para cualquier duda o consulta referente a esta técnica o a problemas específicos de cada paciente. Aprovechamos para desearles unas felices fiestas y próspero Año Nuevo.