Revisiones en nuestra dental clínica Nieto y Llorens

Los nervios de los dientes pueden resultar infectados por distintas razones y nadie está exento de que este tipo de afección pueda sucederle, ya que se presenta en personas de todas las edades. Es importante acudir a su clínica odontológica de confianza para que el profesional valore el tratamiento que mejor se adapta a sus necesidades.

En nuestra clínica dental de Chamberí sabemos que la principal causa de infección de la pulpa del diente suele ser una caries no tratada a tiempo que se extiende peligrosamente hasta el nervio, para evitar esta circunstancia, como siempre hemos dicho, es indispensable mantener una higiene de los dientes diaria completa junto a las visitas periódicas al dentista ya que así el odontólogo puede detectar los problemas en la fase inicial y puede evitar males mayores en el futuro.

Los traumatismos bucales son otra de las razones para que los dientes y muelas se infecten. Accidentes, golpes, gingivitis, periodontitis o un excesivo desgaste de la dentición pueden ser los detonantes para que llegue a la infección del  nervio. Sabemos que muchas personas nunca acuden a la consulta del dentista hasta que no tienen más remedio y es preciso que sepan que este tipo de infecciones, si no es tratada a tiempo, puede afectar al hueso maxilar que rodea al diente y provocar un absceso que consiste en una inflamación severa de la encía provocando un dolor muy agudo en el paciente.

Acude a tu dentista de confianza

Cuanto antes sea supervisada esta inflamación por parte del odontólogo antes podrá solucionarse el problema. Normalmente, el tratamiento más recomendable es limpiar el conducto radicular extrayendo la pulpa infectada y rellenar después estos conductos de manera permanente. Este procedimiento se conoce como endodoncia (los populares empastes), y es de los más habituales en nuestra clínica odontológica de Chamberí.

En muchas ocasiones no es preciso llegar a este extremo si se cumplen las medidas de prevención anteriormente citadas: una higiene bucal correcta, incluyendo cepillado de dientes tres veces al día, uso de hilo dental y enjuague bucal, junto a una visita cada seis meses como mínimo a los dentistas. Con estas sencillas recomendaciones se evitarían muchos tratamientos que no hay más remedio que utilizar para detener la afección que ya se ha puesto en marcha.

En la clínica dental Nieto y Llorens, nuestros especialistas le recomendarán cuál es la mejor opción una vez hayan examinado su caso. Como siempre, nuestro consejo es que acudan cada poco tiempo para revisiones que, en la mayoría de los casos, serán rutinarias, pero que en caso de detectar cualquier anomalía puede ser muy importante a la hora de ganar tiempo ante una posible infección. Les esperamos con la mejor de nuestras sonrisas.